La Verificación Externa del Comportamiento Sustentable: Lo estamos haciendo bien?

A veces empezamos por el final, pero lo importante es empezar. Si bien hace 18 años que me desempeño en el ámbito de la sostenibilidad, entiendo qué en algunos sectores o empresas en particular, todo está por comenzar y les aseguro que lo celebro.

Sobretodo en Latinoamérica, donde abundan los sectores primarios o en camino de convertirse en secundarios, las empresas se han encontrado con algunas barreras para comercializar sus productos hacia otros continentes, barreras a veces inesperadas porque los empresarios están más interesados lógicamente, en lograr ventas a buen precio y mejor calidad que en un producto que sea amigable con el medio ambiente o fabricados en buenas condiciones laborales, respetando los derechos humanos. Si, todavía hoy, en 2021!. Poco a poco, se van dando cuenta que esto ha venido para quedarse y se expande cada día más.

Planta Empaque Plátanos Ecuador

Hoy, una empresa que quiere vender a un sector de tiendas como COTSCO en USA, tiene que demostrar mediante certificaciones como FAIR TRADE o metodologías como SMETA que cumplen con ciertos requisitos, asegurando que no hay trabajo infantil en sus plantaciones o que el acoso laboral o sexual no está presente en sus plantas de producción.

Entonces, hay quienes avanzan por convencimiento y otros por el cumplimiento, pero empezar, empiezan.

Porque les digo que empiezan por el final? Porque aprendí hace muchísimo tiempo atrás, en la academia, que para empezar había que repensar la visión de la empresa, pensar estratégicamente, ya que los mercados a futuro iban a requerir de empresas sostenibles. En general, las grandes empresas lo han entendido así y trabajan fuerte en ese sentido, pero los proveedores, se encuentran presionados a ingresar, y allí empieza a jugar la historia de esas medianas y pequeñas empresas y cuán preparadas están para entrar en este desafío. Se plantean si es un costo que vale la pena afrontar. Tienen un producto único y de excelente calidad pero si no cumplen con los requisitos socio ambientales, pueden perder clientes, muchas veces, el único cliente.  Empezar por el final, significa redactar políticas y procedimientos para el cumplimiento del mercado y no agitar toda la empresa en pos de un objetivo final: ser parte de un proceso de cambio hacia el desarrollo sostenible, que redunde en impactos positivos afuera y adentro de la empresa.

Entonces, las empresas que traccionan a otras, van en la delantera y Latinoamérica va dando pasitos de bebé, pero avanzando, todos los sectores ya están impactados por las verificaciones externas.

Hay un engranaje nuevo y muy importante dentro de las empresas: el área de implementación de normas ha empezado a “aggiornarse” sobre el tema de la RSE, la sostenibilidad, recibo muchas consultas al respecto, ya que les han encomendado la misión de realizar con éxito una auditoría social y ambiental que dista mucho de una certificación ISO, no se trata de completar una check list, hay mucho más detrás.

La verificación externa del comportamiento sostenible de las empresas cobra relevancia sobre el simple hecho de lo informativo, el reportar sin verificar de manera fehaciente lo que se hace no tiene demasiado asidero en el mercado hoy en día, como lo tiene la vieja frase “del dicho al hecho”.

Desde 2020 venimos enfrentando una situación inédita, sin embargo, las empresas siguen produciendo, en este mismo momento, hay un trabajador realizando la cosecha, en medio de la pandemia. ¿Tendrá los EPP correspondientes? ¿Cómo se ha adaptado esa empresa ante la pandemia?. Todo ese movimiento sigue generando impactos, positivos y negativos, merecen toda la atención y verificación necesaria para demostrar que se está realizando todo como corresponde.

Bienvenido todo este avance, les animo fuertemente a incorporar la sostenibilidad al corazón mismo de la empresa, es un trabajo duro y de largo plazo, el resultado atraviesa muros y nos hará una sociedad mejor.

Lic. María Fernanda Soria

mfsoria.rse@gmail.com

http://www.mfs-consultoresrse.com

SEDEX Recomendaciones para la gestión laboral durante COVID 19

En el marco de la pandemia por COVID 19 que estamos atravesando a nivel global, la organización SEDEX presenta una serie de recomendaciones para que las empresas puedan gestionar y reducir sus impactos. Se han basado en Estándares de la OIT y la Guía COVID-19 y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Mencionaremos aquí algunos puntos que nos resultan de suma importancia:

Prevención en primer lugar

Higiene y equipos de protección personal: Tomar todas las medidas preventivas que sean necesarias, implementar distanciamiento físico y suficientes instalaciones para lavarse las manos con elementos disponibles agua, jabón y gel antibacteriano, el costo de los EPP nunca será del trabajador. Proveer de máscaras faciales apropiadas. Es importante seguir los consejos de la OMS sobre cuándo y cómo usar máscaras faciales aquí: https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/when-and-how-to-use-masks

Las estaciones de trabajo deben estar separadas a 1 metro de distancia.

Los supervisores deben permitirles a los trabajadores el tiempo necesario para lavarse las manos con la frecuencia suficiente para minimizar el riesgo de COVID-19. Cuando a los trabajadores se les paga en función de la productividad / producción se debe garantizar que dispongan del tiempo correspondiente para higienizarse sin perder su salario.

Seguridad y confianza

Los trabajadores deben sentirse seguros y poder informar a los supervisores si creen que tienen o han estado en contacto con alguien con COVID 19. No deben ser penalizados por comunicar esta situación.

Importancia de la comunicación

En esta situación la comunicación cobra especial importancia. Los trabajadores deben ser informados sobre el alcance de la pandemia y acceder a mecanismos de reclamos para expresar sus inquietudes a la gerencia, sin temor a represalias. Los trabajadores que contraigan COVID 19 si se contrae mediante la ocupación laboral podría considerarse una enfermedad laboral, también el estrés postraumático. El informe incluye medidas de apoyo a quienes contraigan el virus. Se debe garantizar el acceso al seguro de salud.

Si desea continuar leyendo el artículo le invitamos a acceder mediante el siguiente link https://www.sedex.com/sedex-response-to-coronavirus/

#COVID19 #SEDEX

Política de RSE: Ser o no ser

Desde hace largos años realizo auditorías socio ambientales en empresas, quienes tienen que cumplir ciertos requisitos solicitados por sus clientes, en general, grandes compañías que a su vez, tienen políticas y metas globales de sustentabilidad sobre su cadena de proveedores tratando de lograr mayor transparencia.

En general, se les pide a los proveedores que certifiquen algún estándar o apliquen una metodología como SMETA o normas como SA8000, entre otros. Uno de los puntos de cumplimiento es tener su propio código de conducta ética, política de responsabilidad social empresaria o sustentabilidad, que incluyan o mencionen los aspectos incluídos en las normas, como derechos humanos, trabajo infantil, discriminación, acoso laboral, salario justo, entre otros. Momento bastante incómodo para algunos gerentes que desde ya tienen que realizar sus tareas de gestión y les llegó el momento de comenzar a escribir!.

En verdad, esta solicitud no es antojadiza. Las empresas tienen que determinar una postura frente a estos temas, debatirlo internamente, y por supuesto, tomar un compromiso. Por eso, generalmente es el requisito “0”, a partir de esas manifestaciones podemos comenzar a conocerlos. Ahora bien, que hacemos? Copiamos y pegamos de lo que ya está escrito en la web o tomamos hoja en blanco y hacemos el sano ejercicio de hablar de nosotros como empresa sostenible? Cuál es nuestro camino hacia la sustentabilidad? Queremos ir por ese camino? Ser o no ser?

Quizá el primer empujón sea el cumplimiento de un requisito que nos urge para poder continuar comercializando con nuestro cliente, y eso no está mal, lo importante es comenzar a reflexionar sobre este asunto, que nos visibiliza como actores socio económicos insertos en un entorno social que provoca impactos diversos. Entiendo que en muchos casos, las empresas son muy pequeñas y se ven obligadas a realizar una redacción que les es muy ajena, incluso muchas veces no saben por dónde empezar.

Me impulsa a escribir estas líneas haberme cruzado con empresas que realizan una pequeña redacción con frases cliché que luego guardan en una carpeta. La idea central de una política de RSE / Sustentabilidad es que las empresas realicen una declaración propia, con su impronta, características y con sinceridad absoluta, que sea rectora de todo el resto de sus actividades, de allí se desprenden los procesos internos, procedimientos y todo aquello que se realiza en la compañía.

Otro tema muy importante, fundamental, es la comunicación de estas políticas principalmente, a todos los colaboradores, pero no solo pegadas en una cartelera sino que las comprendan y las hagan suyas. Nuestros clientes y proveedores también tienen que saber sobre esto, que tal, escribirles un mail contándoles sobre nuestra reciente política de RSE?

En conclusión, me parece muy importante que las tomen como un instrumento, una herramienta activa, clave, que todos las conozcan de tal manera que atraviese a la empresa y cada uno actúe teniendo en cuenta hacia dónde van como un gran equipo, tan grande que incluya a todos con quienes se vincula la empresa, clientes, proveedores, comunidad, etc. Entonces, el primer interrogante: Ser o no ser?

María Fernanda Soria

 

af3a98dc2341a2530a38cffbc62c2b11-jpg-1280x720

SEDEX: SMETA 6.0 es un hecho

Se ha reunido en Londres el Foro de Stakeholders de SEDEX, el mismo reúne a líderes del Comercio Ético de todo el mundo para abordar diversas problemáticas en conjunto y actualizar el formato de SMETA 5.0 que ha migrado a SMETA 6.0.

SMETA es la metodología de auditoría socio ambiental que cuenta con 230.000 sitios auditados al momento a nivel global. Las auditorías SMETA se centran en las normas laborales, la salud y la seguridad en el lugar de trabajo y, opcionalmente, también en aspectos medioambientales y prácticas empresariales éticas. La misma se basa en el Código ETI.

Los grupos de trabajo se llaman SSF Sedex Stakeholder Forum  y forman parte de ellos las marcas grandes y minoristas, ONGs, expertos, asociaciones industriales y empresas certificadoras. Se encuentran activos en Reino Unido, China y América Latina.

Los cambios propuestos para esta nueva versión permitirá conocer mayor información sobre aspectos como:

1.Contratación mediante agencias de empleo.

2.Derechos humanos. Lograr una mayor comprensión de la gestión interna de la empresa en estos temas.

3.Prácticas de reclutamiento

4.Ética empresarial.

A partir del 31 de Mayo de 2017 SMETA 5.0 ya no estará disponible.

El desarrollo y crecimiento de estas auditorias en base a la experiencia de los distintos actores permitirá lograr una cadena de proveedores más transparente en beneficio de todos.

LInks: www.sedexglobal.com

Para mayor información escribirme a mfsoria@phvs.com.ar

 

RSE: Mover la Aguja

Por Maria Fernanda Soria

Lo decía mi padre, hace mucho tiempo, “lo importante es lograr mover la aguja”, es decir, que lo que hagamos nos permita transformar algo, cambiar una realidad. Ese siempre fue mi “norte” y por eso, abracé a la RSE como profesión.

En estas líneas no hay rigor académico, simplemente un artículo personal inmerso en subjetividades, opiniones y experiencias 2014.

Detrás de los productos y las marcas. ¿Quiénes están?Vestido fabricado a partir de vid

El 24 de abril de 2013 sucedió un hecho que me afectó muy especialmente. En Savar, en un distrito de Dacar, capital de Bangladesh, muy lejos de mi país, se desplomó el edificio Rana Plaza de 8 pisos donde se fabricaba ropa de algunas grandes marcas, 1.127 personas murieron por el incendio provocado por las malas condiciones edilicias y de prevención de siniestros de este tipo. También se desplomó junto con el edificio aquel sueño propio de que todo había cambiado de manera sustancial. Habíamos retrocedido? O simplemente salieron a la luz asuntos que parecían resueltos. Se había cruzado la línea.

Responsabilidades compartidas será el argumento, pero la realidad nos muestra que las condiciones laborales eran malas para los empleados, a quienes llamo “los rostros detrás del producto”. La estrategia empresarial de bajo costo, no es recomendable, puesto que una empresa que actúa de manera transparente y sostenible, tiene asegurado un futuro promisorio, las otras, serán juzgadas por sus públicos, cada vez más conscientes y el éxito, efímero. Hasta es un argumento con base económica! Solo hay que analizarlo.

Ante este evento, lo único que pude hacer es actuar. Estoy convencida de que quienes nos dedicamos a incidir, asesorar o por lo menos sugerir acciones en el marco de la sostenibilidad, por mínimo que sea el resultado, esa acción puede provocar no solo impactos positivos inmediatos sino también contagiar a otros y así un efecto multiplicador. Algo de idealismo personal, no viene mal y si beneficia a otros, el objetivo ha sido logrado.

Comencé a trabajar la problemática de la cadena de valor responsable, específicamente en los proveedores, en el año 2005/2006, en general, vinculándome con el mundo de la moda, con la idea de que la responsabilidad comienza desde la fabricación del hilo hasta el final del carretel. Si bien, mi formación es más bien académica, me parecía que solo se puede asesorar a otros con conocimiento profundo del campo de acción, por eso entrevisté a más de 100 obreros textiles – sobretodo de la comunidad boliviana y peruana, quienes vienen (o venían) a la búsqueda de empleo en Argentina – con la finalidad de conocer en qué condiciones trabajaban y qué se podía mejorar. Esos fueron los inicios. Ahora, volvamos a 2013..Bangladesh.

empleados incendio 1Hay varios estándares y normas internacionales muy interesantes para aplicar, que permiten a las grandes marcas conocer y lograr control de la cadena de proveedores con la intención  de mejorar y cambiar. En particular, me interesa no solo la transparencia de esa cadena sino que los empleados logren verdaderos cambios para su vida laboral, y por ende, personal. A partir de la implementación de indicadores, entrevistas y observaciones se puede realizar un análisis de las condiciones laborales, específicamente, asuntos como la seguridad e higiene, salud, trabajo forzado, salarios, horas extraordinarias, sindicalización, trabajo infantil, acoso laboral y cumplimiento de la ley local en esos aspectos- Asimismo, la norma SMETA ha incorporado la cuestión ambiental (uno de los pilares de la RSE) y las buenas prácticas comerciales como asuntos relevantes en el análisis.

Estas herramientas han sido centrales para mi trabajo en 2014. Es la primera vez que como consultora de RSE analizo el alcance de la incidencia de mis actuaciones, y quiero compartirlas con colegas e interesados en estos temas.

No solo números

Hice auditorías a PYMES proveedoras en Argentina y Bolivia, aplicando la norma SMETA/SEDEX.

Estas empresas emplearon a 2566 empleados en total, 2328 varones y 238 mujeres, realicé 241 entrevistas a empleados de planta, mandos medios y directivos.

Los sectores de actividad de las empresas eran: Plástico, metalurgia, ingenio azucarero, alimenticio, textil, servicios, entre otros.

Las empresas analizadas en general, cumplen con la legislación en los aspectos salariales y no obstruyen la actividad sindical de los empleados, he entrevistado a varios delegados y pude comprobarlo, con las particularidades del sindicalismo en Argentina, pero ese es otro capítulo. Si bien las horas extraordinarias son voluntarias, en algunos casos, resulta dificultoso realizar una buena planificación productiva y se producen excesos. Otras empresas han incorporado un tercer turno y la distribución de horas es más equitativa.

Las mejoras principales que he analizado y se han logrado durante este año para estos empleados están vinculadas sobretodo con la seguridad e higiene, como falta de capacitación, pero principalmente, cierta desidia en mantener condiciones mínimas de bienestar en el lugar donde trabajan los empleados (ventilación, etc.). A veces resulta complicado preguntar a las áreas decisorias: trabajarías allí 8 horas diarias? En esas condiciones? A esos cambios me refiero, que a veces, por ser tan pequeños, se hacen invisibles.

Obviamente, hice especial hincapié en el mantenimiento edilicio y el control de incendios.

P1210957La legislación en Argentina, acompaña estos procesos, sobretodo en lo ambiental, ya que hay requisitos de funcionamiento y también en seguridad e higiene, hay una ley nacional y cada distrito tiene sus propias reglamentaciones.

He notado, en varias empresas, una amplia brecha de relación y entendimiento entre los empleados jerárquicos y los de fábrica, entiendo que la comunicación interna no está siendo efectiva o es nula, y los requerimientos o quizá solo opiniones y sugerencias de empleados medios, no son considerados. Mis entrevistas fueron muy valoradas, a veces con emoción por parte de los empleados de fábrica. Fueron escuchados, no saben si se cumplirán sus pedidos, pero alguien  externo les tendió una mano.

20141031_094054Para finalizar, les comparto unas palabras de Leonardo Boff : “..RSE es la obligación de las empresas de buscar metas que, a medio y largo plazo, sean buenas para ellas y también para el conjunto de la sociedad en la cual están ubicadas. No viven en un mundo aparte: están en una determinada sociedad, con un Estado que dicta leyes, se sitúan en un determinado ecosistema y están siendo presionadas por una conciencia ciudadana que reclama cada vez más el derecho a una buena calidad de vida”.

Un buen ciudadano empresario/a es lo esperado, tuve la buena fortuna de encontrar en 2014 a varios empresarios con este espíritu, seguramente habrá muchos más por conocer en este camino hacia la sostenibilidad que me ayuden a “mover la aguja” en Latinoamérica.

Maria Fernanda Soria

Especialista en RSE y fundadora de Rastro Verde. Argentina.

*Fotografías tomadas en Buenos Aires, en las fabricas mencionadas. La prenda que viste el maniquí es un vestido fabricado a partir de la vid y estaba expuesto en Tecnopolis.